Casa Huix

La propuesta parte de tres condicionantes, una planta baja sin vistas, una anchura libre entre paredes medianeras de poco más de tres metros y vistas a nivel de planta segunda.

Se propone valorar todo el espacio disponible como uno solo donde los espacios privados se formalicen como cajas cerradas. La escalera de vidrio permite que la luz que entra por las ventanas de cubierta llegue a planta baja.

Sobre las cajas cerradas y bajo la cubierta se dispone la cocina, el comedor y la cocina en un único ambiente.